Comunicación Estratégica

Mensajes de marca eficaces, cinco claves para crearlos

Natalia Moreno

Ejecutiva de Cuentas

Saber construir nuestros mensajes de marca es vital en el éxito de la comunicación de cualquier empresa. Estos juegan un papel fundamental en la relación que crearemos con nuestro público. Cuál es nuestro objetivo y a quién queremos impactar son las primeras preguntas que hay que plantearse. Después, dónde lo haremos, cómo y cuándo ayudarán  a moldear los mensaje de marca preestablecidos.

 

¿Cuáles son nuestros objetivos concretos?

 

Para empezar a caminar, primero hemos de saber a dónde nos queremos dirigir. Objetivos puede haber tantos como se nos ocurra. Reconocimiento de marca o branding, atraer nuevos usuarios a nuestra página web, hacer crecer nuestra comunidad en redes sociales, aumentar nuestra base de registros o leads, etc. Cada objetivo, requerirá de un tratamiento diferencial del mensaje.

 

¿A qué público queremos impactar con nuestros mensajes de marca?

 

Identificar nuestro público objetivo ha de ser siempre nuestro mantra. No es lo mismo dirigirse, por ejemplo, a una persona joven que a una persona más adulta. Tampoco a una persona con un poder adquisitivo alto que a una persona con un poder adquistivo medio. Las variables que influyan dependerán siempre de nuestra marca.

 

¿Dónde los transmitiremos?

 

Una vez hemos esbozado nuestros mensajes de marca habiendo analizado de nuestros objetivos y nuestro público objetivo, hay que hacerse la siguiente pregunta. ¿Dónde? La respueta a esta pregunta suele influir en la matización del mensaje. Si decidimos transmitir nuestros mensajes en una campaña de televisión, tendremos que adoptar un tono distinto a si esta será una campaña digital.

 

¿Cómo lo haremos?

 

El formato es asimismo determinante. En un mismo canal, hay variedad de maneras de transmitir el mensaje. Por ejemplo, en Instagram puedes transmitir tus mensajes a través de stories, de un post promocionado en tu perfil, de stories pero en el perfil de influencers, etc. No se debe replicar el mismo mensaje porque el comportamiento de los usuarios en cada uno de estos escenarios es diferentes. La adaptación y personalización siempre es clave en el éxito de cualquier acción.

 

¿Y cuándo?

 

En muchas ocasiones esta pregunta incluso es la que impulsa el proceso para la creación de nuestros mensajes de marca. Momentos importantes del año para la actividad de la empresa en particular, como pueden ser rebajas. O fechas señaladas como San Valentín, Día de la Madre, Día del Padre, condicionan los mensajes de marca desde el inicio.

 

Con todo ello, es importante ser consecuentes con todo lo que se comunica. Nuestros valores y filosofía han de estar siempre presentes en cada uno de nuestros mensajes de marca. Ninguna de estas preguntas puede significar dejar atrás lo que somos. De esta manera, nuestras comunicaciones siempre serán coherentes entre sí, logrando una posición clara en el mercado y una imagen cien por cien reocnocible por nuestro público. En nuestros casos de éxito puedes ver ejemplos de acciones creadas siguiendo este proceso.

Menú